divendres, 3 de febrer de 2012

Contienda


El aire puro en los pinos claros
parece que está de fiesta.
El aire, niño travieso,
brinca por tu cabellera.

El aire, chiquillo inquieto,
por tu pelo juguetea
y va saltando a la comba
con el cordel de tus trenzas.

El aire está atolondrado
y en tu pecho golpetea
llamando a tu corazón
para pedirle licencia.

El aire y tu corazón
van saltando por la senda
de los altos, claros pinos,
formando feliz pareja.

Tu pelo al aire ya está
cual si fuera una bandera
hilada en la rueca alta
de la luna y las estrellas.
El sol profundo y caliente
tu piel sonrosada besa
y en la copa de los pinos
con la luz hace piruetas.

El sol y el aire disputan
para tenerte contenta
y tu corazón es árbitro
de la singular contienda.

En el campo azul del cielo
van a dirimir querellas.
Tu pelo y tu corazón
entre los pinos se quedan.

Ya vuelven los dos compadres
limpios de de riña y reyerta
a jugar al matarile
de tus sueños de doncella.

Y otra vez en el pinar
se oye el rumor de la fiesta
del sol en tu corazón
y el aire en tu cabellera.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada